miércoles, 24 de diciembre de 2008

Facebook, procesamiento digital de imágenes, privacidad...

Nota: lo que sigue es una especie de rant/análisis que se me ocurrió pasarlo a un blogpost. No soy experto en seguridad ni mucho menos, no van a encontrar ninguna revelación en el siguiente texto. Y si lo hacen... dejen un comentario ;-)


Varias personas me han dicho que se suscriben a facebook sólo para desmarcarse (quizás pueda usar "destagearse" sin que nadie se enoje...) de las fotos en donde aparecen. La idea de cuidar la privacidad es excelente, pero ¿que tan efectivo puede ser, dado que no contamos con un manejo real de ésos datos?

La situación de ejemplo

Intento explicarme: supongamos que A marca a B en una foto. B es de las personas que no quieren aparecer marcadas, por lo que procede a desmarcarse. Digamos que incluso B pide a A que retire la foto en cuestión, y A proceda con el pedido. Para el común de los mortales (todo aquél que no tiene acceso a la base de datos de facebook), se acabó la historia.

Los datos reales

Sin embargo, veámoslo desde el punto de vista de los que si tienen acceso a la base de datos. Los datos de una cuenta de facebook, al ser suspendida (no hay opción de darla de baja directamente) y según sus propias reglas, permanecen en los servidores por un "tiempo razonable". ¿Cuánto es un tiempo razonable? Ésa sin duda sería la primer pregunta que se nos vendría a la cabeza, pero no es a al que apunto en éste post.

El procesamiento digital de señales

Ahora usemos un poco la imaginación (quizás no tanto). Supongamos que C quiere saber quién es B. Y resulta ser que C tiene acceso a la base de datos de facebook. También supongamos que tiene un poder de cómputo importante disponible (no suena tan raro, si puede acceder a la base de datos...). Ahora lo único que tiene que hacer es tomar ésas imágenes en las que B fué marcado (taggeado). Por más que B haya quitado ésa marcas, no implica que ellas dejen de existir, sólo que no son visibles. Y ahora C toma un programa de procesamiento de imágenes, en particular un software que reconozca caras. Tomando como muestras las fotos marcadas, es capaz de predecir a B en otras fotos, no sólo las que estén dentro de la red, compartidas por nuestros contactos, sino también... ¡cualquier foto disponible en internet! Por supuesto, habrá que hacer un algoritmo de preselección de imágenes, pero nada que no sea realizable hoy por hoy.

Es decir, con un poquito de paranoia, podemos darnos cuenta que siempre que un servicio lo brinde un tercero sobre el cuál no tenemos control real, no podemos garantizar nuestra privacidad.

Y para el que llegó hasta acá y se lamenta de haber leído ésto.. ¡yo les avisé! :-D