jueves, 23 de abril de 2009

La vibración y los discos rígidos

Russell Coker (via Planet Debian) escribe en su blog sobre los efectos de las vibraciones y el rendimiento de los discos SATA.

Siempre dije que es mejor tener el gabinete en un lugar con las mínimas vibraciones posibles. Si bien en éste caso pareciera ser un problema de armónicas entre los ventiladores y el disco, las vibraciones no son buenas.

Mi gabinete está puesto en una repisa amurada a la pared, sin ningún otro artefacto en ella. Puse la repisa a la misma altura del escritorio, y conservo una distancia de aproximadamente 2 cm entre ellos.


Luna y el escritorio

¿Porqué la mismo nivel? Visualmente me resulta una "continuación del escritorio". Ni hablar que podría reducir la probabilidad de golpes si estuviese mas alta la repisa, pero lo mas importante es reducir una de las principales fuentes de vibración: la que uno mismo provoca sobre el escritorio.

Como ya deberán estar intuyendo, no soy para nada amigo de dejar los gabinetes sobre el mismo escritorio de trabajo, aún aunque el gabinete se encuentre en su parte inferior.

Otro "detalle" que he notado, aunque muy empíricamente, es que los CDs grabados desde que tengo la repisa suelen ser mas legibles por lectoras agotadas que muchos de los que hice cuando aún conservaba el gabinete sobre el escritorio.

Por supuesto, siempre quedan vibraciones, en especial las de baja frecuencia (vivo a 100 metros de las vías del tren), pero bueno, se hace lo que se puede :-)

Nota: el logo de Debian me lo dió Luciano Bello durante la DebConf 8. Es mas o menos como un tesoro por partida doble :-)